martes, 25 de noviembre de 2008

La vieja de la estación I

Grandes hazañas de mi juventud como vencer a mi profesor de matemáticas en una batalla de miradas sosteniendo la mía por más de veinte minutos y con tan sólo dos parpadeos, o ser rechazado por la misma mujer más de setenta veces sin recibir por ello una orden de alejamiento, han pasado desapercibidas para los medios de comunicación debido seguramente a la actual sobresaturación de frikis; personajes cuyo número ha aumentado de manera proporcional a la velocidad media de la conexión a internet durante los últimos años.

Sin embargo, parece que gracias a mi gran trabajo y sobretodo a las enormes cantidades de dinero pagadas a Google para que mi blog sea uno de los primeros resultados de algunas de las búsquedas más frecuentes como “alargar mi pene” o “fotos de Alaska desnuda”, estoy consiguiendo esa fama que tanto merecía y que el mundo civilizado hasta ahora me había negado.

Como prueba de lo anterior he aquí una sorprendente historia acontecida este fin de semana.

Volvía alegremente de mi clásica salida nocturna del viernes por la noche en busca NO DE SEXO, que se lo que estáis pensando, sino de una conversación inteligente que pudiera servirme de inspiración para un nuevo tonto post. Había visitado ya algunos de los bares que suelo frecuentar, lamentablemente sin suerte hasta aquel momento. Únicamente había conseguido hablar con el taxista sobre que cada vez la gente coge menos el taxi por culpa de la crisis y con una de las camareras sobre la procedencia de la marca de cerveza Ambar.

En algún momento de la noche, seguramente a eso de las tres de la mañana con el horario de verano porque todavía no he logrado cambiarlo en mi complicado reloj Casio de cinco euros, algo me dijo que aquello no tenía futuro. Bueno, a decir verdad no fue algo sino alguien, y en concreto la mujer que contestó cuando llamé al teléfono de la esperanza.


- Teléfono de la esperanza, ¿dígame? – contestó una estimulante voz femenina al otro lado de la línea -.

- Buenas, una pregunta: ¿usted cree que esta noche me va a suceder algo interesante o me puedo ir a casa ya con la conciencia tranquila?.

- Pues si le digo la verdad, caballero, por mucho que trabaje para el teléfono de la esperanza lo suyo lo veo bastante jodido. Un hombre que llama a estas horas de la madrugada a preguntar si se puede ir a casa no está lo suficientemente bien de la cabeza como para encontrar una aventurilla esporádica con cualquier cosa con más cerebro que una muñeca hinchable. Vamos, eso creo yo.

- Pero señora, que yo no busco sexo... ¡si lo que yo quiero es una conversación inteligente!

- Claro, y yo trabajo aquí porque me gusta ayudar a la gente, ¡no te jode! Mire, si quiere le doy el número de teléfono de “amas de casa cachondas”, que esas sí que son inteligentes – contestó irónica la voz -.

- No hace falta, de verdad. De todos modos gracias por su consejo y su atención y buenas noches – me despedí -.

- No se preocupe, señor, que ya le llegará la factura de telefónica.

Colgué preguntándome a mí mismo si aquella conversación de verdad me había ayudado y me prometí no volver a llamar a un número de precio suplementario a no ser que fuera para votar por mi candidato a abandonar la casa de gran hermano.

El último local que había visitado estaba cerca de la estación central de tren. Pasaba precisamente por delante de aquel hermoso edificio que en su día debió ser blanco pero que tenía un color gris oscuro debido entre otras cosas a la contaminación y a que no había mucha luz cuando de repente escuché una vocecilla:

- Perdona, tú eres El Extraño Desconocido, ¿verdad?

- Eeeee... - me volví hacia atrás antes de contestar y pude ver a una mujer mayor de unos doscientosdiez quilazos abrigada con un horrible abrigo. Caminaba con ayuda de un bastón y se adornaba la cabeza con una gorra de “I love NYC” - ¡No! – grité nervioso – ¡No, no soy yo, se confunde señora! ¡Adiós!

Giré la cabeza de nuevo hacia delante y aceleré el paso para escapar de aquella mujer.

- Alto, Extraño Desconocido, sé que eres tú.

Paré en seco, consciente de que no podía escapar y al fin y al cabo intrigado una vez más por saber cómo acabaría aquello. En realidad, la última vez que me había pasado algo parecido había sido en Tetuán, y la verdad es que la historia no había acabado tan mal.

Ya puedes leer La vieja de la estación II.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja, vaya con la vieja!

Anónimo dijo...

El dibujo de la "mujer mayor" no me dejará dormir esta noche.

PD: Sí soy anónimo también.

(!) hombre perplejo dijo...

Me da que esta vieja es sospechosa; ahora me falta averiguar de qué...

Gabriela235 dijo...

Eso de "buscar una conversación inteligente" suena maravilloso, la típica frase para levantar chicas, pero no pasa de eso en este post.

Las conversaciones inteligentes son difíciles de encontrar en los locales en que las mujeres deben solamente sonreir y escuchar lo que el que se le acerque le diga. Porque la verdad es que no buscais conversaciones sesudas en un bar a las 2 am...
Y en el momento en que se te acerca una vieja añosa a conversar... arrancas....
Nadie se cree lo de no buscar sexo..., o yo no por lo menos.

El extraño desconocido dijo...

Anónimos I y II: sois el mismo o sois dos anónimos diferentes?

Perplejo: A mi también me parecía sospechosa, pero gracias a mi curso de investigador profesional. Has hecho tu también uno? también en la universidad de Deusto?

Gabriela: Yo tampoco me creo mucho lo de no buscar sexo, si te digo la verdad. Está bastante claro que una discoteca un viernes por la noche no es el mejor sitio para encontrar una conversación inteligente. Pero quitando eso: qué buscabas tú cuando salías a las discotecas por la noche? siempre sexo?

Anónimo || dijo...

Yo soy diferente.

Smart-o dijo...

¿es tu reloj como el mío?
http://ranascalvas.blogspot.com/2008/10/un-reloj-de-ltima-generacin.html

Me alegro de tu fama, voy a poner una entrada con tu historia en mi blog pa que te hagas más famoso aún, y así cuando mis 6 lectores habituales se crucen contigo por la calle te puedan preguntar: "Perdona, tú eres El Extraño Desconocido, ¿verdad?"

El extraño desconocido dijo...

Anonimo II: diferente de anonimo I, diferente de los dos primeros anónimos o diferente en cuanto a lo de buscar sexo los viernes en las discotecas? :-S

Smart-o: la verdad es que ya me gustaría a mí tener tu reloj! esa función de cronómetro para jugar a fútbol (yo tp me acuerdo de como se hacía) me ha hecho falta más de una vez. Te tomo la palabra en cuanto a la entrada, un poco más de fama no le vendría mal a mi ego, aunque si crece mucho igual tengo que comprarme un cuerpo como el de la vieja para que quepa dentro.

Yyrkoon dijo...

Ummm, estas historias en dos partes están comenzando a impacientarme. ¿marketing, cansancio o marketing cansado?

Gabriela, es difícil que alguien que sólo va a las discotecas a sonreir y escuchar lo que se le diga pueda entender que alguien busque una conversación inteligente, pero es que resulta que busques lo que busques a esas horas no hay más sitios donde ir.

Además fuera de eufemismos, hay algunos que somos bastante negados para el "estudias o trabajas?" y buscamos sexo mediante una conversación inteligente.

Bu, surprise

Sarah dijo...

¿Tu no querías una conversación interesante? Pues detrás de esos kilos de años, ese viejo abrigo, y clavadas en la garrota, había muchas no, muchísimas de inspiraciones válidas para una vida entera de post.
Umm conversación interesante en una discoteca donde los decibelios y el alcohol invitan a todo menos a hablar? Y en el mismo bar de siempre...???
Ummmm muchas ideas saco yo de este post, Extraño...

Besos interesantes...
(ja ja ja me ha salido la palbra "boying" en la verificación!!!)

Vera dijo...

Ya empezamos con los fascículos...en el fondo me encanta, es como un serial/culebrón pero en subrealista; contigo nunca se sabe lo que va a pasar ;D.

P.D.: por suponer un posible final la abuela podría ser una mis mundo doctorada en física cuántica (seguro que así tendría conversación XD) disfrazada para que no la acosen los paparazzi tras su último romance con Alessandro Lequio, o simplemente la abuela paterna de Camacho (tiene la mismitica cara! será por lo del gen dominante?)
Un besototote (como se diría en los culebrones, jaja!)

xenia dijo...

Buenas!! pues paseaba por aqui....bueno la verdad que paseaba por un blog que ambos leemos y me pase por el tuyo, y la verdad, me ha gustado mucho asi que ya tienes una lectora mas en tu blog, si no te importa claro :DD.

Esperando me quedo para leer la continuación del post....interesante.

Besos y encantada.

El extraño desconocido dijo...

Yyrkoon, estás hecho todo un caballero (lo que no sé es de qué nivel)! Lo que hago es marketing cansino. No, en realidad es simplemente que no quiero colgar historias tan largas que acojonen a la mitad de mis dos lectores.

Sarah, cierto es que buscaba una conversación interesante, pero si en una discoteca a las dos de la mañana es difícil encontrarla, dudo que sea más fácil a esa misma hora, al lado de la estación de tren y con una mujer con esas pintas. Aun así, la historia aún no ha terminado...

Vera, qué gran imaginación, tú no querrás trabajar para mi? La proxima vez que tengas esas ideas me las mandas por mail antes de publicarlas, y asi las uso para mis posts, jaja. Aunque, ahora en serio, no se cómo has pensado que podría ser la abuela de Camacho teniendo las axilas tan secas; qué cosas tienes!

Eeeeh, venga, que os dormís; saludemos todos a Xenia:
BIENVENIDAaaa XENIAaaaa!
Muchas gracias por el comentario y perdóname Yyrkoon por robarte fieles lectoras, jaja. Besos para tí y ahora me paso a cotillear por tu blog.

xenia dijo...

Xeniaaaaaa xeniaaaaaa!! biennnnnnnnnn, que buen recivimiento, asi da gusto!!! de nada hombre, es un placer pasearme por aqui no dude usted que lo haré más veces, la bienvenida es mutua ya lo sabes.

Besos de bienvenida.

Winterchaos dijo...

UH... te pasó en realidad o es un pequeño relato ficticio?
De cualquier manera esta interesante jojo
"de una conversación inteligente que pudiera servirme de inspiración para un nuevo tonto post"
Irónico jojo

Saludos desde México!

lili dijo...

Repite todas las noches antes de dormir: "Soy un blogstar, soy un blogstar".....
Una conversación inteligente??....
Hace mucho ke yo no tengo una :(
Has intentado llamar a las "colegialas del amor"? ah no, espera en España no hay colegialas del amor.......
Seguro ke no conicias a la señora regordeta o te hiciste el desmemoriado?? 0_o

Saludos y grax por pasar a mi blog :)

lili dijo...

0_o Espera ..... eres Español? pero vives en Alemania ?? *_*

es eso cierto o yo estoy loca y acabo de inventar todo??

Vera dijo...

Secas?!! eso es que no has mirado debajo de la bata...
Un besazo! (como se dice por mi tierra)

MixiFabi dijo...

jajaja q mala la de la linea de l esperanza

no se supone q tiene q ser un poco mas amable y paciente??...

q mal servicio ¬¬ q la despidan!!

jojo uy te reconocieron... la señora lee tu blog?? oww...

a mi no me ha pasado eso^^ ojala algun dia mi blog seta tan conocido q me llegara a pasar^^

saludos^^

Gallego dijo...

Ah! Pues yo si creo en una sana y sincera intención por parte del E.D. (Extraño Desconocido, en iniciales para ahorrar texto)de salir un viernes por la noche no en busca de sexo sino de una inteligente conversación.
Ahora bien, más seguro de eso, incluso podría apostar la ingente cantidad de una día de mi salario, que previa a esa salida nocturna, E.D. (extraño desconocido nuevamente) se ha pegado una sesión de onanismo que quita el miedo.
Si me equivoco, recuerda que tristemente para mí, y por ende para ti, solo gano el S.M.I. (salario mínimo interprofesional, tambien abreviado para ahorrar). Si no me equivoco, no lo quería decir por modestia, pero lo cierto es que estoy pluriempleado como Arquitecto y Notrario...

Trenzas dijo...

La intriga está servida. Ya estoy en ascuas, porque las viejecitas que yo conozco no hablan con extraños (desconocidos o no) como no sea para pedirles que les ayuden a cruzar la calle o para poner verdes a sus nueras.
Mucho me temo que bajo ese abrigo insoportable y esa gorra habrá más de un esqueleto.
Claro que a lo mejor sólo es una agente judicial que te trae la merecida orden de alejamiento.
Bueno, venga, que esto de los capítulos me pone de los nervios ¡ufffff...!
:)
Abrazos, genio

El extraño desconocido dijo...

Winterchaos: gracias por la visita. En cuanto a la pregunta que me haces, nunca todo es verdad o todo es mentira... que cada uno saque sus propias conclusiones :-D

Lili: igualmente gracias; en efecto soy español pero vivo en Alemania... tan raro es?

Vera: Si te digo la verdad no se me ocurrió comprobarlo (aaaarg, asquito solo de pensarlo)

MixiFabi: todavía me sigo preguntando cómo me reconoció si nunca he colgado una foto mía ni me he descrito. Para los graciosos: NO, EL MAMUT DE LA FOTO NO SOY YO.

Gallego: Buena tu abreviatura para ahorrar texto, jaja. En cuanto a la apuesta, digamos simplemente que prefiero no aceptarla, jajajaja!

Trenzas: entre Vera y tú vais a hacer que no encuentre un final con sorpresa, ozú! Un abrazo para ti también y no exageres con lo de genio, que simplemente estoy por encima del 99,9999999%!! (para los crédulos: es mentira!)

SALUDOS VARIOS A TODOS

Chica del Tren dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
╬ яσ¢ιισ ╬ dijo...

hey eso de la llamda

se llevo las palmas!!!!


fue rar0... pro entretenid0

salud0s

╬ яσ¢ιισ ╬ dijo...

hey vives en alemania????

dond sta la mejor cerveza del mundo??

wow k envidia =P

salud0s

Yyrkoon dijo...

Ahhh, no es nah, parece que a Xenia le gusta que la compartan xDDDDD ¿a que sí, señora? ^_^

Y joder, oye, mis más efusivas felicitaciones, esto está despegando a lo grande ya.

Caballero de altivo porte e intachables modales soy, no lo dudes.

xenia dijo...

Señora? perdona!! señora a mis 25 años? ¬¬ malo maloso eres!! que me compartan o no va a gusto del consumidor jajajajaja.

Besos compartidos señoritos ^_^!!

Yopopolin dijo...

el subtitulo de tu blog me ha enganchado : eso de "un poco de todo, nada de muy poco", pero ya las lineas de presentacionn que hay un pelin mas abajo, me han conquistado del todo!!

espero poder descubrir tu blog, y tus vivencias, poco a poco...
un saludo!

El extraño desconocido dijo...

Rocio, bienvenida. Efectivamente vivo en Alemania, y la cerveza está muy buena. Aun así suelo probarla cada tres o cuatro horas por si baja la calidad, pero hasta ahora no ha sucedido.

Caballero Yyrkoon, si esto despega es gracias a tus impagables comentarios. En cuanto a lo de compartir a Xenia, supongo que dependerá de lo grandes que tenga los pechos, jajaja.

Señorita Xenia, lo dicho :-D

BIENVENIDO, Yopopolín!!!!! Invitado quedas a seguir leyendo, amigo. Si te han gustado el título y la presentación no te vayas a quedar solamente en eso!