miércoles, 12 de octubre de 2016

La mentira de la pirámide poblacional


La pirámide poblacional

Llevan años contándonos que tenemos un gran problema, y es que la pirámide poblacional se está invirtiendo. Debido a este hecho, no hay suficiente cantidad de jóvenes para mantener a cada vez más personas mayores. Como consecuencia del envejecimiento de la población, cada vez tocamos a menos trabajadores por jubilado. Actualmente ya solamente hay dos trabajadores en activo por cada jubilado.


Fuente: http://recursostic.educacion.es/secundaria/edad/3esohistoria/quincena5/swf/q5_contenidos_2b/q5_contenidos_2b.png

Como es lógico, siendo así las cosas no hay manera de mantener las pensiones. De hecho, la hucha de las pensiones se está vaciando a pasos agigantados.
Aquí en Alemania nos dicen lo mismo que decían en España hace unos años: que los inmigrantes son buenos porque ayudan a agrandar la pirámide poblacional en su parte baja, de manera que tocaremos a más jóvenes por jubilado lo que garantizará que se puedan seguir pagando las pensiones.
Aquí tenéis un artículo muy sencillito del año 2000 que viene a reflejar el discurso que por aquel entonces era constante en los medios españoles. Un pequeño extracto del mismo:
Los economistas aseguran que será necesaria la llegada de 250.000 inmigrantes anuales para mantener la población activa en los niveles actuales en el año 2050 y evitar la quiebra de los sistemas de protección social. Otros rebajan el número de inmigrantes necesarios si se consigue aumentar la natalidad o si se aumenta la edad de jubilación.”
Aquí tenéis un artículo actual en alemán sobre las bondades de la inmigración, que nos vende ahora exactamente lo mismo que se nos vendía en España por aquel entonces.

El problema real

Pero lo que deberíamos ver también cuando pensamos en el rejuvenecimiento de la población como arma para conservar las pensiones es lo siguiente:
En la página anterior tenéis un enlace a la tabla Excel con todos los datos. La página se actualiza mensualmente, así que la información variará en el futuro. Por eso recojo aquí lo que considero los datos más relevantes para Agosto de 2016: 
  • En Agosto de 2016 la media de desempleo en los 28 países de la Unión Europea era del 8,6% lo que se corresponde con 20,9 millones de personas.
  • Para los menores de 25 años la media en los 28 países de la Unión Europea fue del 18,6% haciendo un total de 4,2 millones de personas.
Con esto quiero decir que la historia de que la pirámide poblacional sea un problema es una absoluta falsedad. Básicamente, si hubiese más gente joven en europa lo que habría es más paro y por tanto más gastos en subsidios. Lo que haría falta primero es más trabajo.
Lo malo es que el trabajo no se crea en Europa porque sí. Si piensas en los productos que consumes frecuentemente, ¿cuáles de ellos se fabrican todavía en Europa? ¿Con qué tipo de consumo fomentas la creación o conservación de puestos de trabajo en Europa? Ya te contesto yo: consumiendo alimentación regional, comprando en tiendas físicas (cada vez menos gracias a Internet), yendo de vacaciones dentro de Europa, consumiendo en servicios y cultura (bares, restaurantes, cines, conciertos, teatro…), consumiendo gas, electricidad y teléfono. Quizás tengas un coche fabricado en Europa y algún mueble del Ikea (aunque desconozco si los mismos se fabrican en Europa), pero poco más se me ocurre.
El problema es básicamente que:
  1. Debido a la globalización se fabrica en los países más baratos, y por tanto fuera de Europa.
  2. Debido al desarrollo tecnológico, cada vez es posible fabricar más y ofrecer mayores servicios con menos personal. Piensa por ejemplo en los bancos: ya es posible realizar cualquier gestión por internet, lo que hace innecesarias muchas sucursales y el personal asociado a las mismas. Operar una central eléctrica requiere hoy unas cinco personas cuando hace unos años eran necesarias al menos veinte. De manera similar sucede en todas las empresas e industrias.

 

La solución


La solución es sencilla en su teoría pero muy complicada en su realización: debemos asegurar que el aumento de beneficios que suponen los dos primeros puntos no se queda en las empresas y sus directivos sino que llega a sus empleados en forma de salario y al resto de la población a través de los impuestos. Básicamente, si ahora necesito un empleado para hacer el trabajo que antes hacían tres empleados, entonces ahora debería pagarle a ese empleado tres veces más. Además, los impuestos serían porcentualmente mayores de modo que podría estar manteniendo a más jubilados con menor número de trabajadores. Así saldrían las cuentas.

Otra manera similar sería repercutiendo el ahorro de los puntos 1 y 2 en forma de bajadas de precio, con lo cual al final con una pensión menor me podría permitir vivir de la misma manera. Esto es lo que tiende a pasar en la actualidad en muchos productos debido a que la competencia entre empresas obliga a bajar los precios para mantener cuotas de mercado. El problema es que este círculo vicioso lleva a la deflación, la cual hace imposible que se consigan llegar a pagar las deudas que se contrajeron en el pasado. Veamos de qué deudas estamos hablando.

Deuda pública

La deuda pública en la zona euro supone el 91,7% del producto interior bruto.

http://ec.europa.eu/eurostat/documents/2995521/7573561/2-22072016-AP-EN.pdf/16cdaec5-3f1c-4cab-a8cf-954b917e04a9

Deuda privada

En 2014 (últimos datos en el Eurostat) el ratio deuda / ingresos brutos de los hogares españoles era 112,4%, es decir, necesitaríamos ahorrar aproximadamente dos años de nuestro salario neto para pagar la deuda. En la zona euro el porcentaje es 94,7%, no muy alejado del de nuestro país.
La deuda de todo el sector privado incluyendo también a empresas no financieras está igualmente en torno al 100% de los ingresos brutos:

http://ec.europa.eu/eurostat/tgm/table.do?tab=table&init=1&language=en&pcode=tipspd20&plugin=1

Así pues, simplificando un tanto podemos decir que todas las personas, empresas y gobiernos en Europa están endeudadas por un valor equivalente al 100% de sus ingresos brutos. ¿Cómo se puede llegar a pagar todo ese dinero si no es mediante inflación? Sencillamente, es imposible.

Por lo tanto, resumiendo lo anterior tenemos dos posibles soluciones:

1 - Dejar al mercado actuar, generando precios cada vez menores debido a la globalización y libre mercado, con la consecuencia de que tarde o temprano se deberá acabar perdonando una deuda que, al menos en la zona Euro, parece cargar de manera similar a personas, estados y corporaciones.
2 - Aumentar drásticamente los salarios mínimos de acuerdo al aumento evidente de los beneficios de las corporaciones. Además, aumentar la carga impositiva para financiar los gastos sociales.

La mala noticia es que las dos posibles soluciones tendrían repercusiones impredecibles pero seguramente muy negativas para la economía europea, así que lo que se hace es básicamente cerrar los ojos y seguir corriendo hacia adelante, esperando que la pared esté todavía suficientemente lejos.

ACTUALIZACIÓN - Este artículo ha llegado a portada en Menéame. En los comentarios de Menéame tenéis apuntes y discusiones muy interesantes al respecto de este artículo. Muchas gracias a todas las personas que lo han votado.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenisimo articulo. gracias por toda la información y links. buen trabajo
DavidDF

El extraño desconocido dijo...

Gracias, me costó mi trabajo recopilar toda la información

12monos dijo...

Partiendo de la base de que se endeuda sólo quien tiene la solvencia necesaria para ello la primera opción que planteas no parece la más justa de las dos.

Daniel Prado dijo...

Buenas,

Se me ocurre una tercera (para mi opinión la mejor), y es que se reduzca la jornada laboral bajándola de 40 horas semanas, de manera gradual.

A menos horas por trabajador > mayor contratación de gente.

Lo bueno de la propuesta, es que además se generará más trabajos, con el tiempo libre extra de la gente que trabaje ya sea en ocio, actividades deportivas, etc.

Además si os fijáis, es lo que se hizo en la primera mitad del siglo pasado, cuando se instauró las 40 horas de trabajo por semana, según se aumento la productividad, la jornada laboral fue disminuyendo hasta que quedó estancada en 40 horas semanales.

Ahora con el aumento tan brutal de los últimos 50 años en la productividad, se tendría que haber aplicado también esta reducción (cosa que no se ha hecho), pero vamos en sentido contrario, trabajar por el mismo salario más horas (las horas extra no remuneradas).

Que opináis? Pero es una buena manera de reducir la oferta en mano de obra, haciendo que está sea más valiosa.

Saludos

José Antonio dijo...

El artículo está muy bien documentado, sin embargo no expones de una forma clara el motivo por el cual los estados "intentan engañar al ciudadano" diciéndoles que hace falta más inmigración. Que haya paro no significa no sea necesaria la inmigración para soportar el sistema de pensiones. Hace falta también trabajo, pero también inmigrantes.

Si quieres te doy mi particular punto de vista: como bien dices habrá inflación para soportar la deuda, y la forma de conseguir estabilizar la economía si vas a imprimir más billetes es repartiéndolos entre más gente, si no, si la gente en general tiene más dinero... el dinero vale menos, y se sube el precio a todo.

Al final lo que consigue el estado es que la gente sea más pobre (algo inevitable, si Europa no genera riqueza) pero sin que sea un cambio brusco, evitando posibles conflictos e incluso guerras.

Conclusión: Si tienes dinero, invierte en algo que no pierda valor, si esperas que tu riqueza sea la misma en unos años dejando tu dinero aparcado lo llevas claro. Se van a imprimir muchos billetes, y hará que los que tengas vayan perdiendo valor internacionalmente hablando. Aunque a nivel interno, habiendo inmigración, los billetes de más se repartirán entre más gente y todos seguirán teniendo aproximadamente el mismo valor para comprar cosas locales.

Ismael dijo...

Muy buen articulo, como actuario y economista llevo tiempo intentando explicar esto a mis amigos, familia y compañeros de trabajo, veo que no soy el único que piensa así.

jose manuel prieto monteagudo dijo...

Si se pone la piramide de poblacion española mejor, q las pensiones no nos las van a pagar desde europa. https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/5e/Pirámide_de_población_de_España_(2014).jpg

Joan Vallve dijo...

Muy interesante trabajo. De una utilidad infinitamente superior a lo que supuesta gente sesuda que cobra por ello publica e imprime a diario. Sin embargo, déjame decirte que sí; la pirámide poblacional sí es el problema, aunque la causa sea distinta a la que tradicionalmente se esgrime. Permíteme el siguiente argumento:
La inflación no se produce porque alguien lo desee. Tampoco se produce sólo por el hecho de imprimir más moneda (eso explica por qué a pesar de que los Bancos Centrales meten liquidez a mansalva, no se produce inflación). El factor que, junto a la cantidad de liquidez existente en el sistema, permite hacer aparición a la inflación es la velocidad a la que se producen las transacciones monetarias. Esas transacciones están paradas por dos motivos (uno de los cuales mencionas tú).
1o. El poder adquisitivo menguante y deudas. 2o. La pirámide poblacional. Pero éste último, no por lo que todo el mundo comenta, sino por un motivo tabú, que no es otro que la excesiva prolongación de la esperanza de vida. Dinero en manos de gente mayor son recursos que no se mueven a la velocidad adecuada: atesoramiento, falta de capacidad para invertir y/o gastar maximizando la utilidad. Si el dinero no se mueve, la velocidad de circulación permanece baja. Por lo tanto, la inflación también, por mucha masa monetaria que se inyecte. Si hay deflación, no se pagan deudas ni tampoco se invierte, con lo que incrementamos los problemas de la falta de capacidad adquisitiva y de ocupación. Por lo tanto, anadiendo a lo expuesto por tí, la solución no llegará de ninguna manera hasta que los viejos se mueran antes, o los recursos acumulados les sean detraídos para ponerlos en circulación. Ya sé que en nuestra cultura occidental eso es un anatema. Pero la realidad permanecerá ahi por mucho que se la quiera ocultar. Y es que ya lo dijo hace 3 anos el Sr. Taro Aso, ministro de finanzas japonés: “Lo mejor que pueden hacer los viejos, es morirse rápido”.

El extraño desconocido dijo...

Os contesto a todos:

12monos - totalmente de acuerdo. Además al final el que no se endeuda sería el tonto.

Daniel Prado - es una opción muy buena, aunque siempre y cuando el salario no se reduzca de manera proporcional a la reducción de horas trabajadas. Se trata no de repartir entre más personas, sino de repartir más.

José Antonio - No creo que ayude repartir dinero entre más personas. Si las que hay no han de vivir de manera precaria y se pueden permitir pagar sus deudas ya estaríamos mejorando la situación, no? No veo por qué hacen falta más inmigrantes, y es lo que expongo en el artículo.

Ismael - muchas gracias por tus palabras. He intentado explicarlo de manera sencilla pero fundamentada.

José Manuel Prieto Monteagudo - Gracias por el aporte

Joan Vallve - Muchísimas gracias por tu aporte. Creo que ese segundo punto es fundamental y no lo había visto. Aunque en las generaciones venideras no nos tendremos que preocupar porque los viejos acumulen riqueza, por desgracia.

Gracias a todos por colaborar en el blog.

EED

Yyrkoon dijo...

Ohhhh, Extraño desconocido!!!

Qué placer verte de nuevo... te recordaba más gracioso, pero ya te enviaré una nariz de payaso :D

En cuanto tenga un momento me pongo al día y te añado a mis RSS.

Ya comentaré de nuevo cuando acabe.

Anónimo dijo...

Usted basa su anásis en los datos de paro juveniles y de deuda y política monetaria que son coyunturales, no sabemos cuándo el BCE subirá tipos, a Grecia ya le han condonado deuda, luego nadie habla de la ruptura del euro, cosa que cambiaría las cosas en muy poco tiempo con devaluaciones de monedas locales y disminución del paro por ejemplo.

Por estas razones no comparto sus ideas , sí es cierto que la población envejece y harán falta miles de inmigrantes para seguir manteniendo el sistema, recuerde usted que los ricos son los que más se benefician de esto y ellos no van a querer repartir el pastel.

franco dijo...

IKEA tambien fabrica en China un buen porceetaje.

Although IKEA household products and furniture are designed in Sweden, they are largely manufactured in developing countries to keep costs down. China accounts for about 2½ times as much supply as Sweden.

Anónimo dijo...

Es la opción más viable, fácil y justa

El extraño desconocido dijo...

Yyrkoon - saludos compañero!

Anónimo - No creo que el paro o la deuda sean coyunturales, pero eso el tiempo lo dirá. De todos modos aunque lo fueran, esto no significaría automáticamente que haga falta rejuvenecer la población. Al menos yo no lo veo tan claro como usted.

Franco - Gracias por el apunte

Anónimo - No entiendo a qué opción te refieres...

Saludos a todos y gracias por colaborar

Anónimo dijo...

Hay que tener muy en cuenta que la inmigración que ha recibido España es mayoritariamente mano de obra barata y poco cualificada. Y esta mano de obra ALIMENTA sectores económicos basados en la mano de obra barata y poco cualificada. Los sectores económicos poco productivos perjudican a los sectores económicos más productivos, pues compiten entre sí por la financiación. Por ejemplo la burbuja inmobiliaria perjudicó a muchos sectores productivos porque necesitó una cantidad ingente de financiación que al ir al sector inmobiliario dejó de ir a otros sectores.

Anónimo dijo...

Sobre el comentario de Joan Vallve, en el que dice:

"Dinero en manos de gente mayor son recursos que no se mueven a la velocidad adecuada"

Yo creo que antes era así, cuando se guardaban los ahorros bajo un colchón, pero hoy en día, no es así, todos los jubilados tienen sus ahorros en el banco, depósitos, acciones u otros productos financieros.

En una banca sana, este dinero no debería quedar parado, sino de servir para dar crédito a nuevos proyectos y empresas. Así que el mayor problema de que no se mueva el dinero, para mi punto de vista es del sistema financiero que no está haciendo su función de manera eficiente, no de que la gente, en este caso más mayor, no la mueva.