lunes, 30 de junio de 2008

Helados El extraño

Ser vendedor de helados no siempre es un trabajo fácil. Uno depende entre otras cosas de que haga calor, y eso no es algo común en Alaska.

Tras dos meses del inicio de mi andadura empresarial con Helados El extraño en Wasilla, una ciudad de unos 500 habitantes (cero más, cero menos), entendí que ese negocio no tenía futuro. Los empresarios como yo tenemos un olfato especial para este tipo de cosas; podemos reconocer más rápidamente que una persona normal si una idea va a funcionar o no. Y digo más rápidamente que una persona normal no porque nosotros los empresarios seamos subnormales, sino porque somos supernormales; una nueva clase de superhéroes. Pero esto es otra historia.


La verdad es que nunca tuve gran confianza en Helados El extraño. Sobre todo cuando, tras vender mi primera tarrina a un niño a las tres semanas de haber abierto la heladería y provocarle una hipotermia que a punto estuvo de quitarle la vida, la policía intentó cerrar el negocio. Después de aquel incidente tuve que cambiar el nombre a la heladería y dejarme bigote, ya que el negocio se había ganado una mala fama y los padres del chico habían contratado a unos sicarios para matarme. La heladería pasó a llamarse Helados Desconocido y yo pasé a llamarme Rudolf. Lamentablemente no vendí nada el primer mes, y fue entonces cuando decidí cambiar mi idea de negocio.

Empecé por ello a ofrecer también chocolate con churros. Al principio lo vendía siempre junto con un helado para potenciar a la vez las ventas de mis dos productos, pero al ver que los Wasillenses ni siquiera probaban el helado acabé por dedicarme únicamente al chocolate con churros. Las ventas crecían sin parar. Monté una cadena de heladerías en las que solo se vendian churros con chocolate. En Alaska llegaron a ser un total de dos.

Tras aquel éxito rotundo decidí ampliar fronteras y llevé Helados Desconocido a Hawaii, donde vivía un amigo mío que había conocido chateando cinco minutos a través de internet. Llamé a mi negocio Churrería Desconocida, ya que churros era lo único que se vendía. Sin embargo pronto descubrí para mi sorpresa que, por una extraña razón que todavía desconozco, los Hawaiianos no consumen churros con chocolate. Pasados dos meses decidí arriesgar una vez más y probar en Hawaii mi idea de negocio original: vender helados. Esto me dio un gran éxito.

Sin embargo, un día pensé que mi vida no tenía sentido. Estaba vendiendo churros con chocolate en una heladería de Alaska y helados en una churrería en Hawaii. Ahora además la gente se reía de mi por mi nombre, Rudolf, que por otra parte era el nombre que siempre había soñado tener. Decidí vender mi cadena multinacional y todos sus eslabones (un total de tres) a través de eBay y con el dinero que recibí me compré un nuevo teléfono y comencé a intentar ganar dinero en esos programas nocturnos tan de moda ahora pero que antes ni siquiera existían.

[este Post está relacionado con: Big Fish]

19 comentarios:

Lena dijo...

jajajajajajaja!

Este post te quedó bordado!

Sigue escribiendo historias como esta!

Me encanta!

Boca -.seca dijo...

Venga macho, felicitaciones.. las buena sideas siempres estan, lo dificil es saber donde, cuando realizarlas..
Tu fiel admiradora.
Tu gata - Boca Seca

Anónimo dijo...

te mande un mensaje a la direcion de tu trabajo..saludos

Muzzy dijo...

Otro día no mezcles helado de leche merengada con cerveza, que luego tus recuerdos desvarían más de lo habitual.

En el Nucleo dijo...

jajajja
es muy buena la historia.
siempre hay k encontrar la actividad adecuada en el lugar adecuado¡
un saludo

Kevin Carter dijo...

Muy bueno, extraño. Espero que nos "cyberveamos" más a menudo. Por cierto, una de mis prioridades en la nevera es tener un helado para el postre. Ese es uno de los mayores lujos de la Humanidad, aunque nadie repare en ello. Saludos.

Chica del Tren dijo...

Hola desconocido.

Gracias por leer la historia de la jirafa y la avestruz. Empecé a creer que tengo un serio problema zoofilico, pero al leer tu historia de los helados me he sentido reconfortada de que haya personas como tú, con una dulce imaginación.

Y aquí ando , precisamente comiendo un helado de fresa con galletas, ya sabes , para adelgazar!

besos en los codos *

Anónimo dijo...

Ciertamente una historia ésta de superación a la par que didactica, pues pensaba en dedicar la paga semanal que me dan mis padres en sobornar al del registro civil para que también me cambiara el nombre por el de Rudolf, pero a la luz de tus experiencias, y después de leer una biografía apocrifa de Amancio Ortega: "Como ganar una burrada y no gastarlo en peluquines", he decidido invertir la paga en comprar tu multinacional si todavía no has vendido

El extraño desconocido dijo...

Anonimo, digo yo que tendrás un nombre, aunque me lo imagino.
La multinacional la vendí hace ya unos meses a un tal Armando Frigopie, así que me temo que llegas tarde. Leer esas cosas que lees no puede ser bueno para la salud.
Y no se si has leido el post anterior, pero viene al pelo, creo que te acabas de llevar el premio al post más largo.
MUCHAS GRACIAS A TODOS POR VUESTRAS HUELLAS.

Gallego dijo...

el posteador anteriormente conocido como "anónimo"

Normalmente navego en internet como Gallego, pero fui un poco precoz al clicar en publicar el mensaje sin haberme nombrado, no obstante, no es el peor defecto en que soy algo precoz...

Me entristece sobremanera que ya no tengas la multinacional, pues aparte de chafarme mis pretensiones identitarias, también frustras mis aspiraciones empresariales, pero no sufras por mi, que en lo que considero, no sin cierta falta de modestia, un habilísimo giro estratégico, he decidido dar a mi mujer la paga para que la gaste en lo que suele denominar "tarde de compras", ya que tiene la rarísima habilidad de encontrar siempre cosas "a un precio fantástico", rayando incluso en la ganga, aunque casi siempre son cosas para ella, pero bueno, a ver si con más práctica...

Gallego dijo...

Por cierto, si que leí el post anterior, y los anteriores al anterior, tambien los leí anteriormente.

Y me alegro de llevar el premio al post más largo. ¿es equiparable éste al nobel al que aspiras a medias con tu gata? Porque si es así estaremos en pugna para dominar el mundo.

El extraño desconocido dijo...

Hombre, me alegra ver caras conocidas entre el público!
No se, si quieres por haber ganado el premio a la frase, que no post, más larga te puedo ofrecer un puesto de ayudante de conquistador del mundo. O de practicante de conquista, que eso de los practicantes está ahora muy de moda.
Salu2

Gallego dijo...

Pues es una oferta a considerar, pues tanto de ayudante como de practicante, puedo llegar a dominar mi parte alicuota del mundo. Eso sí, lo que no quiero es ser becario, que siempre acabamos "tragando" con los caprichos de los jefes, a cambio de una pauperrima recompensa.

Mike Parga dijo...

Ja muy bueno,tu forma de escribir como ninguna y ese humor tan caracteristico de usted.
Siga escribiendo cosas tan interesantes y entretenidas.
saludos.

Mike Parga dijo...

¿Hay vacante para ser el practicante del practicante de conquista?

María dijo...

Jaja, me encanta!! sigue así :)

Besos

PD: creo definitivamente me seguiré pasando por aquí

Trenzas dijo...

Estoy segura de que eres un tipo modesto y que te ruborizarás lo inimaginable cuando te diga que hacía mucho, pero mucho, una barbaridad de tiempo que no me divertía tanto leyendo. No he podido resistir la tentación de leerme más de la mitad de tu blog, y eso que hoy empezaba el concurso de fuegos artificiales.
Y luego, mi gato. En cuanto ha sabido de tus experimentos, dice que se ofrece voluntario, siempre que le reserves baño con tu gata.
Yo prefiero el chocolate con churros; a las 7.30, si es posible.
Y nada, que te enlazo; es más fácil que tener que ir dejando miguitas por el camino para poder volver.
Ronroneos para tu gata y un abrazo para ti (sin pasarme, que conste)

xmariachi dijo...

he conocido tu blog a traves del de brubaker, a quien veo algunos sabados por la recogida.

Me ha gustado mucho tu blog, sobre todo las entradas de filosofia, felicidad, etc. y los relatos de este tipo. Dale, nomás.

A ver si resulta que nos conocemos?
Saludos maños.

El extraño desconocido dijo...

Mike, por supuesto está vacante el puesto. Los practicantes salen prácticamente gratis, lo cual es práctico para una empresa que practica la conquista del mundo. Por practicantes que no sea, aquí caben todos!
María muchas gracias, te espero por aquí.
Muchísimas gracias a ti también, Trenzas. Me has subido el autoestima al 137,54% (mas o menos).
Xmariachi: Si te gustan las "entradas de filosofia, felicidad, etc. y los relatos de este tipo" entonces creo que te ha gustado todo. Me alegro un montón. Creo que no nos conocemos, pero como dice la canción: Nos vemos en los bares!