martes, 16 de septiembre de 2008

Comprobando los seis grados de separación

Hace poco o mucho tiempo según se mire, escribía en este blog una entrada sobre la teoría de los seis grados de separación. A una de los millones de lectoras de este espacio se le ocurrió la bonita idea de intentar comprobarla, idea que de buena bien podría haber sido mía. Un momento...mira por dónde, releyendo ahora los comentarios he visto que la idea efectivamente había sido mía. De todos modos la lectora es muy maja y secundó MI IDEA sin dudar.

Tras mis vacaciones lancé un email a todos mis contactos en el que daba una pequeña descripción de Cris, con datos como su edad, ciudad de residencia, empleos anteriores y talla de sujetador (bueno, esto último puede que me lo haya inventado).

Después de unos días y unos cuantos emails suplicando más información, uno de mis contactos, Unai, consiguió llegar hasta ella. La cadena resultante es la siguiente:

1 - Yo conocí a Unai durante un
Erasmus, un programa europeo de intercambio universitario, en Karlsruhe (Alemania), allá por el año 2004.

2 - Unai trabajó más tarde para la compañía de seguros La Estrella, la cual prestaba servicios ocasionalmente a la correduría Howden Iberia. Unai tenía contacto con algunos de sus trabajadores, entre ellos Alejandro.

3 - Howden Iberia trabaja con otras empresas de seguros además de La Estrella, una de las cuales es HCC Europe. Alejandro conoce por esa razón al director técnico del ramo en Madrid de HCC Europe, Raúl.

4 - Por último, Cris trabajó hace un tiempo como asistente en el departamento de Raúl. Es así como se completa la cadena, con tan sólo cuatro grados de separación:

El extraño desconocido  Unai  Alejandro  Raúl  Cris

Este experimento aislado ratifica la teoría de los seis grados de separación. Por un lado, la longitud de la cadena hasta una mujer joven española cualquiera debería tener obviamente menos de seis eslabones para poder obtener una media en todo el mundo de seis, ya que evidentemente la cadena con un abuelo de Madagascar será un tanto más larga. Por esta razón tres, o incluso dos eslabones sería un valor realista. Por otro lado, para poder comprobar esta teoría de manera efectiva se necesita la participación de todo el mundo en la búsqueda, cosa que claramente no ha sucedido. Me cuesta mucho imaginar que más de el 10% de mis contactos hayan reenviado el email. Me atrevo por ello a suponer que puede existir una cadena todavía más corta que nos una, pero en la cual alguno de los eslabones simplemente no ha tenido tiempo, ganas o internet para colaborar.

A consecuencia de todo lo anterior el resultado, si bien con un valor científico prácticamente nulo, no hace sino ratificar la teoría.

Me gustaría agradecer a todas las personas que se han tomado la molestia de ayudarme en la búsqueda. Evidentemente a Unai, Alejandro y Raúl, pero también a mi amigo el señor Brubaker, el cual
hizo eco de esta búsqueda en su blog.

Por cierto, ¿se dice "hizo eco" o "se hizo eco"?

- Aquí estoy yo buscando a Cris cuando todavía era negro -


Ahora amigo Neosflames te toca comprobar lo de las seis canicas de separación, jeje.

14 comentarios:

CRIS dijo...

ja ja ja
ja ja ja
ja ja ja
pero por ser tu que me haces reir tanto que me ofrecí, que si no... ¿de qué? ja ja ja No, lo cierto que me parecía muy difícil conseguirlo pero por tu lado salió en tiempo record (madre mia Unai lo que se ha esforzado (GRACIAS)y además en menos grados de lo que podría ser...
Por mi parte aun nadie te encuentra... quá aburríos, pero nada, que genial esta comprobación!!!
Y por tu manera de contarlo... ay yo es me va a dar algo... voy a ver si lo releo y me da del todo. A ver si tengo tiempo esta tarde o mañana y pongo yo un post también de esto.

BESOS y nada, que para el experimento de las canicas ahora le toca a otro/a, je je

Brubaker dijo...

Yo puse mi granito de arena, aunque sólo conseguí que un contacto se interesase por el asunto. Pero también lo considero un éxito mio, jejeje.

Mike Parga dijo...

Muy iteresante el haber comprobado esto de los seis grados de separación. En el portal llamado facebook hay un experimento similar pero realmente no he estado al tanto de ello, ni de sus mecánicas.
Saludos!

El extraño desconocido dijo...

Cris, ya casi nos conocemos. Le voy a decir a Unai que me presente a su amigo Alejandro para estar a tan sólo tres grados de separación, jeje!

Brubaker eso, tú apúntate el tanto!

Hola Mike, creo recordar que en mi primera entrada sobre la teoría comentaba aquello de facebook. Ahí también se corroboró la teoría.

CRIS dijo...

JA ja ja vale, vamos quitando grados de encima de un plumazo, ja ja.
Pues yo lo de facebook no lo se, pero a través de ahí me encontró (por que me buscó... claro) una niña con la que fui al cole en Santiago de Compostela a los 6 años y no volvimos a vernos... Y ella con su supermemorión, me busca y me encuentra como 25 años después... total na... Así que desde enconces para mi Facebook, es SAN Facebook... sorpresas que se lleva uno...

Yowa dijo...

pero "cris" y "el extraño desconocido" os conoceis ya vía internet, eso no habría dejado la teoría a un grado de separación? O solo cuenta si los conoces en persona..? xD

El extraño desconocido dijo...

Yowa, pues la verdad es que eso es algo que no está del todo definido. Si por ejemplo intentamos comprobar la teoría en Facebook o Messenger, está bastante claro que muchos de los contactos no se conocen en verdad, y aún así cuentan como contacto. Por otro lado, una teoría así es imposible si únicamente se utilizan como nexos los amigos del alma.

Debemos entonces definir un término medio entre los dos anteriores. Según yo lo veo, sería necesario haber hablado o chateado al menos una vez con la otra persona para considerarla como contacto. Por esa razón no hubiera considerado a Cris como contacto mío, al menos antes de que me diera su número de sujetador.

Piensa que tú tienes conmigo la misma relación que Cris antes del experimento, y ni siquiera sabes cómo me llamo o dónde vivo.

Un saludo desconocido pero amistoso, jeje!

JAVIER AKERMAN dijo...

Interesante experimento.
Es un placer leerte.
Un abrazo.

neosflames dijo...

Esto... yo tengo mis canicas registradas en el facebook, podemos intentar hacer el experimento por ahí...

Me alegro de que el experimento resultara. Ahora bien, conozco al extraño desconocido y con lo alto que es no me extraña que le conozca tanta gente, porque sobresaliendo de la multitud es normal que cualquier persona anónima quede con otra cerca de él: "oye paqui, que quedamos al lado del tío alto ese!!! (cual os y madroño)".

Trenzas dijo...

Yo diría que es aún mejor que ni hayas llegado a los seis grados de separación. Imagina que esos grados fueran terrestres o marítimos y hubiera que empezar a tener en cuenta la longitud y la latitud. ¡A saber en que meridiano y paralelo queda Madagascar!
Nada; cuantos menos, mejor.
Y una medalla para Cris que se sometió al experimento. Definitivamente, quien no se arriesga no pasa la mar.

El extraño desconocido dijo...

Akerman, gracias por tu visita.

Amigo Neosflames, si ya tenía más que clara tu identidad, con la gracia del tío alto te has delatado, campeón. Sólo te digo un órgano: hígado.

Trencitas, me parece que estás mezclando conceptos, aunque igual lo de los seis grados de la teoría se refería a longitud y latitud y lo que pasa es que todos la hemos malinterpretado. Cómo se dice latitud en húngaro? No se dirá "separuturus"?

Moises Núñez dijo...

Es curioso porque yo tmb entre en esta pagina.. jejeje.. pero con las prisas y eso no deje comentario.. muchas grasias por la visita.. tmb me dare una vuelta por aki con frecuencia.. jejee.. Saludos!

Sensai dijo...

Muy bueno! Yo también indagué sobre esto de los 6 grados de separación pero no se me ocurrió ponerlo en práctica!

Saludiños!

El extraño desconocido dijo...

Bueno, como siempre digo gracias por las visitas y bienvenidos. Más que nada dejo también éste comentario porque me da mal rollo que haya 13. Por eso de la rima, más que nada.