martes, 22 de julio de 2008

Todos los chinos no son iguales

Actualización del 23-07 a las 19:51
Este post, ensayo, artículo, noticia o lo que sea que es ha llegado hoy a la portada de Meneame.net. Muchas gracias a todos los que la han votado y comentado. Aquí va el enlace por si alguien quiere leer esos otros comentarios, alguno de los cuales por cierto no tiene desperdicio: http://meneame.net/story/humor-todos-chinos-nos-parecen-iguales


Amigos y amigas del milenarismo, esta semana toca reflexionar. Después de confesar hace siete días mi frustrada carrera como jugador de polo sobre elefantes, he permanecido hasta ahora en mi cama dándole vueltas a la cabeza (no a la mía, sino a la de uno de mis queridos GI Joe´s), apenas sin tocarme, y llegando hoy por la mañana a increíbles conclusiones.

Algunas de esas conclusiones podrían cambiar el mundo tal y como lo conocemos o, mejor dicho, podrían cambiar la manera en que vemos el mundo. Otras podrían destruirlo y otras (de las que por suerte ya me he olvidado) estuvieron a punto de volverme gay. Hoy os voy a desvelar la reflexión más inútil de todas. Inútil, pero igualmente intrigante, porque a ver quién es el chulo que deja de leer ahora mismo y se queda con la incógnita.

Si te sirve de consuelo, yo también habría seguido leyendo.

La cuestión es que comencé a pensar en aquella frase tan repetida y muchas veces malinterpretada que dice: "todos los chinos y/o negros son iguales".

La verdad es que a mi, al menos antes, también me resultaba difícil distinguirlos. ¡Claro que es fácil distinguir a un blanco, un negro y un chino entre sí, de eso no estoy hablando! Un ejemplo concreto: ¿cuál de los chinos de la foto es mi vecino y cuál el camarero de la cafetería de al lado? La verdad es que al principio me hacía gracia no diferenciarlos, pero acaba jodiendo el pedirle constantemente cafés a tu vecino pensando que es el camarero, sobre todo porque nunca te trae el café.

Decidido a encontrar una solución a este grave problema que me impedía ser feliz, me propuse ver unas cuantas películas de chinos. Me tragué Kung fu sion, Shaolin Soccer, todas las de Jackie Chan y los tres últimos capítulos de Dragon Ball en catalán (recuerdo que antes siempre veía Dragon Ball en catalán cuando veraneaba en Salou). Lo curioso es que tras aquella ración y media de telebodrios chinos inexplicablemente conseguía distinguir a mi vecino del camarero. Ahora lo veía muy claro: uno gordo y el otro flaco, uno con las orejas más grandes y el otro con los ojos más rasgados, mi vecino hombre y el camarero mujer… En definitiva, pequeños detalles que antes misteriosamente se me habían escapado habían salido a la luz gracias a este shock de cultura china.

Debido a que estaba en cama todo el tiempo y todavía no me sentía con fuerzas de salir de casa decidí llamar a un restaurante chino que traía comida a domicilio. Cuando llegaron los rollitos, el arroz tres delicias y las cuatro botellas de licor de lagarto hice el esfuerzo de levantarme para abrir la puerta. Todo salió tal y como lo había planeado: el repartidor era chino y no era ni mi vecino ni el camarero. Cogí el licor y le dije que los rollitos y el arroz no los quería, que los había pedido para llegar al mínimo, y le hice la pregunta clave:

- Repartidor chino, ¿a tí te parecen todos los chinos iguales?

- No, –me dijo- pero los chinos dicen que los europeos y los negros son todos calcaos aunque a mí, distinguir a los europeos entre sí, me resulta ahora mucho más fácil que antes.

“Todos calcaos”… Maldije al chino por ser capaz de soltar semejante expresión en español y pensé que yo nunca podría aprender chino a ese nivel.

Volviendo al tema, aquella conversación fue una auténtica revelación para mi. Además el licor de lagarto me ayudó a verlo todo más claro.

¿Cuál es mi explicación a todo esto? La conclusión lógica es que nuestro cerebro, intentando ahorrar disco duro, tiende a almacenar únicamente aquella información que a nosotros nos resulta útil.

Imagina que una amiga te presenta a su nuevo novio. Tu cerebro se quedará con una serie de rasgos de ese pobre chaval que te ayuden a diferenciarlo del resto de capullos que conoces. Podrían ser en este caso color de pelo, de ojos, forma de la nariz, grosor de las cejas, tamaño de las orejas, complexión, etc. Sin embargo, si ese novio de tu amiga fuese negro y suponiendo que no conocieses a muchos negros, tu cerebro se quedaría simplemente con su color de piel, característica más que suficiente para diferenciarlo.

Algo parecido les ocurre a los chinos. A ellos les bastará con percibir que nuestros ojos no son rasgados y con ello ya creerán poder reconocernos. Por eso todos los europeos les resultamos iguales.

Debido a que una vez más no se me ocurría cómo finalizar el post, he buscado “frase inteligente” en Google, llegando entre otras a la siguiente:

¿Cómo es que, siendo tan inteligentes los niños, son tan estúpidos la mayor parte de los hombres? Debe ser fruto de la educación. (Alejandro Dumas). No tiene nada que ver con el tema, pero me ha parecido bien escribir al menos una frase inteligente en toda la entrada.

42 comentarios:

peibol dijo...

La teoría tiene mucha lógica, pero una cosa es innegable: los chinos no son todos iguales, pero si tienen rasgos más limitados, en el sentido de que respecto a los europeros, tienen muchas menos características definitorias.

Además de nuestra altura y complexión, tenemos el pelo de mil formas (rojo, tubio, negro, castaño, ondulado, rizado, liso, afro...), y los ojos de muchos colores y tamaños, mientras ellos se limitan a tener el pelo lacio y negro (al márgen del largo), y los ojos invariablemente rasgados.

Esto parece un discurso racista, pero nada más lejos de la realidad, es sólo que todos somos diferentes...¡pero nosotros más! XD

Un saludo

Oliver dijo...

pues no queda politicamente correcto pero no puedo con los chinos ni entiendo esa cultura suya. Viven para trabajar, nunca he visto a un chino en un ratito de ocio, matan a las niñas recién nacidas, fueron los creadores de la tortura china(de ahí su nombre) que no sé en qué demonios consiste, y así mil motivos más. Ahora una pregunta para la reflexión, si el pollo no tiene grasa, ¿ qué son esos corpúsculos grasientos que envuelven los trozos de carne que vienen en el plato llamado "pollo con nueces" nº43 de la carta?

El extraño desconocido dijo...

Lo que menos quería de esta entrada es que se convirtiera en excusa para soltar comentarios racistas. Es una pena que no se pueda tratar este tema sin que los mismos de siempre suelten sus gilipolleces.

He tenido tentaciones de borrar el comentario de Oliver, pero me parece triste coartar en este humilde espacio la libertad de expresión. Por eso, y sin que sirva de precedente, lo dejo estar.

NO AL RACISMO.

El extraño desconocido dijo...

mmmm... creo que en parte tienes razón, Peibol. Se podría afirmar que los chinos son objetivamente algo más iguales entre sí que los europeos. (Aunque no "todos los chinos son iguales"). Te doy tu parte de razón.

Saludos y gracias por la visita.

stygyan dijo...

Oliver, yo sí he visto a chinos en momentos de ocio. Eran clientes asiduos del cibercafé donde yo trabajaba anteriormente. Y encima les pagaba el jefe.

Por otro lado, lo de matar a las niñas recién nacidas, aunque hijoputada, tenía su lógica: como sólo les permitían tener un hijo por pareja (la superpoblación es lo que tiene), sólo querían niños. Eso sí, ahora viene la venganza: no hay suficientes chicas para los chinos.

Y no todos los chinos viven para trabajar, macho... que hay de todo.

Pedro dijo...

Cuando he leido al palabra "Salou" me he imaginado que eras aragonés. ¡Cuánto nos debe Salou (y cuánto le debemos nosotros), la mejor playa de Aragón! Deberías dedicarle un post.

loxai dijo...

me ha gustado el post, aunque creo q la dificultad para distinguir los rasgos de etnias ajenas viene de otro lado... el caso es q alguna sección del cerebro se encarga de gestionar las identificaciones faciales y, según las caras q veamos de pequenyajos nos quedamos con una serie de rasgos identificativos u otros (el "aparato reconocedor" se entrena bajo una serie de parámetros). Por ello, un bebé en un entorno multiracial no tendrá tal dificultad para ver las diferencias entre asiáticos, africanos, caucasicos y naranjitos...
de todos modos, como el caso del chino repartidor, el sistema de reconocimiento facial se puede modificar/entrenar tb en la edad adulta... en definitiva, reconocerlos es cuestión de practicar...
PD: y no sé si los chinos tendrán menos rasgos identificativos, pero, en contra de lo q dice un comentarista, hay mucha variedad en la forma del 'rasgado de ojos'
Bonus track: existe una rara enfermedad q afecta tal sección del cerebro, deshabilitando la capacidad para reconocer cualquier cara. Los afectados no distinguen entre familiares, amigos o senyores de Burgos q pasen por ahí...

Massiel Garcia dijo...

Es dificil distinguirlo...y cuando uno tiene que interactuar con varios..es un lio..

Biru Biru dijo...

paseando con mi amiga violeta x china, en una comidad de gente de web 2.0
Fuimos a comer y al chino que le pedimos la cena, se enamoro d emi amiga violeta y le regalo un huantang mas.. en su plato..
y a mi..nada..
porque ?
sabes la respuestas, extraño desconocido?
saludos Biru Biru

Mauro Picotto dijo...

interesante artículo.

Comentarle a Oliver, que debería viajar más para no ser tan prejuicioso.

Los chinos molan, pero como dices, no creo que jamás pueda hablar su idioma como ellos el nuetro ;D

Brubaker dijo...

Yo creo que esto es una cuestión de vagancia de nuestro cerebro, sólo se queda con un rasgo principal de esa persona. Cuando ya tiene mucha gente memorizada con ese rasgo, empieza a fijarse en más rasgos, así hasta que ya acabas saturado de memorizar caras y las empiezas a olvidar.
Muy buen post.

Héctor dijo...

Yo había oído por otro lado que el hecho de no distinguirlos es porque los europeos reconocemos a la gente sobre todo por los ojos.
Un experimento; si tapas una imagen de un occidental famoso pero solo muestras un recuadro con la forma de sus ojos, seguro que lo reconocerías.
Yo había oído que los chinos se fijan en otros detalles de la cara (no recuerdo cuáles).
Por eso nos cuesta reconocerlos.
Vamos, esa es la teoría que oí, ¿qué os parece?

V dijo...

La verdad es que despues de tragarme los 'telebodrios' como tu los llamas de Jackie Chan, Stephen Show, Tony Leung, Anthony Wong, etc...ya distingo a un chino de otro. De hecho ya distingo hasta a los chinos de los japoneses, vietnamitas, etc.. Como han dicho por ahi, es cuestión de practica.

Mike Parga dijo...

Eso de que los chinos son todos iguales es un tema no muy estudiado por los facultativos, me alegra saber que hay gente que se ineteresa en averiguar algo más que lo que sabe la cultura popular.
Muy interesante el post, me ha llevado a tres conclusiones:
Mi cerebro es demasiado flojo y carente de espacio para guardar información.
Uno puede sacar frases inteligentes de un buscador.
Tengo unas ganas inmensas de probar el licor de lagarto.
Muy buena entrada, saludos.

Anónimo dijo...

No hay que escuchar a gente como Oliver. Seguramente es un pobre ninyo que nunca tenía la oportunidad de salir de espanya y seguramente tampoco conoce a un "extranjero" y menos lo tiene en su circulo de amigos. Y al mismo tiempo que está pensando sus pensamientos racistas y infantiles, está con sus amigos tomando una jara de cerveza en una teraza de unos duenyos chinos, feliz que este sitio está abierto todavia a las tres de la noche porque las terazas espanyolas a esta hora están ya cerradas. Por los otros comentarios me allegra ver que hay una nueva generation de espanyoles, que dejan de ser ignorantes y empiezan a ver que somos todos iguales. Aún queda trabajo, pero hay esperanza: Los Alemanes lo conseguimos también (menos algunos idotas de mierda)eso lo saben todos que han vivido en Alemania y no creen en las películas malas de Hollywood.

Anónimo dijo...

Tampoco hay que mezclar temas, creo que en este post no se habla de racismo o no racismo sino de un hecho objetivo que NADA tiene que ver con si nos gustan o no los chinos o negros.

Por lo demás, buena entrada. Me pasaré por aquí de vez en cuando.

AnA.

Sneaker dijo...

No sabeis que estais diciendo, esta foto esta trucada, todos los chinos que aparecen ella son el mismo, solo que con diferentes peinados.
Hacer la prueba y vereis. Cojer un editor fotográfico y cambiarles las cabelleras, os dareis cuenta que no cambia absolutamente nada. ;)

Anónimo dijo...

No es ninguna mezcla de temas, es EL TEMA! Aunque el objetivo del post no era así, los comentarios SI que lo muestran.

El extraño desconocido dijo...

Hola a todos y gracias por las visitas!

copio aquí dos comentarios sacados de meneame que me han parecido interesantes, sobre experiencias que muestran que al revés también sucede ese fenómeno.
Interesante...

1- De WcPC:
"Mi novia es de Taiwan y no entiende que a mi me "divierta" el distinguir entre un Japones y Coreano [porque los Chinos son muy distintos a estos]
Un dato os contaré ante lo de no distinguirnos, tengo un amigo que pesa unos 30 Kg menos que yo, él es pelirrojo, yo moreno, él piel blanca y pecosa, yo no....
Pues bien, NOS CONFUNDÍAN......
"

2- De Smithson:
"Yo pensaba lo mismo hasta que caí en la cuenta de que al contrario también sucedería. Años más tarde tuve un compañero de clase de Guinea, único en toda la clase de blancos, y en un descanso la conversación fue más o menos así:
Yo: ¡Hola! ¡Tú vas a mi clase!
Él: No...
Yo: Que sí, que vas a mi clase, claro, 2º B.
Él: Ehhh... Pero... No...
Jejejee, El tío convencidísimo de que ni siquiera me había visto en la vida y yo intentaba reírme de él o algo parecido."

Y como extra este otro, muy curioso

3- De IndividuoDesconocido (no es familia mía, jeje):
"Un amigo mío (que es negro) solía usar el carné de autobús de otro amigo (que también era negro) en una foto carné y siendo ambos negros era fácil hacerse pasar el uno por el otro, nunca lo pillaron. Pero en una ocasión cuando íbamos a subir al bus mi amigo se echó atrás y me dijo, que no iba a subirse, que esperáramos al siguiente.
-¿Porqué? -Pregunté.
Me dijo que temía que el conductor se diera cuenta de que el de la foto no era él, porque el conductor era negro, jejeje"

Sara_yooo dijo...

Me ha gustado mucho el post. La verdad es que, aunque me había planteado la pregunta muchísimas veces, no había llegado a la conclusión que has llegado tu, y que creo que es la acertada.
Me pasaré más a menudo por este blog (porque el otro lo he ojeado y, sinceramente, no lo entiendo...xD).
Me alegra que te haya gustado mi blog, y te invito a visitarlo siempre que quieras.
Nos leemos, un saludo,
Sara.

Chica del Tren dijo...

No me pregunets porque, pero tengo algunos rasgos orientales... osea no todos los japos, ni chinos y thailandeses son iguales.

No sé que sucede en mi cuenta que no me llegan los avisos cuando alguien me escribe, fuck! te ha pasado alguna vez?

Cris dijo...

Hola, pues yo llevo dos días leyendo tu post y según leo se me ocurre qué comentarte, pero luego me da la risa y nada, me quedo KO. Ahora he releeido por encima... y nada... imposible. Anda que entre tus calores y mi risa lo llevamos claro, je je

besos

Marchesi dijo...

Tu post me parece original, y agradable de leer. A modo de extensión o complemento, os aporto la explicación que damos desde la Psicología de la Percepción es que nuestra experiencia en reconocimiento facial se limita a la cultura en que crecemos. Somos sutiles y precisos diferenciadores de pequeños rasgos entre un español y otro, o incluso entre un noruego y otro. Los europeos compartimos muchos (más de las que se piensa) patrones faciales, y casi ninguno con otras culturas, como la asiática, la africana o la sudamericana. Hasta la vida adulta, nuestro cerebro, plástico y moldeable, ha crecido viendo una gran mayoría de caras comunes, parecidas, pasando de un reconocimiento de ellas "grueso", amplio, a uno más refinado, detallista, PERO solo circunscrito al tipo de rostro de nuestro ambiente.

El extraño desconocido dijo...

Jajaja! Sara, así que llevas dos dias leyendome! No sabía que mis posts fuesen tan profundos. Gracias por animarte al final a comentar.
Marchesi, muy buena aportación, se agradece la colaboración.

Chica del Tren dijo...

extraño, como tienes mi tanga , podrias ganarte mas cofianza intercambiado correos no? .... lo que hay escuchar , como os poneis cuando decimos TANGA! zasssss!!

El extraño desconocido dijo...

Ejem, esto no tiene nada que ver con reconocer a chinos, chicadeltren!!!!
Estirón de orejas para ti
:-P

Chica del Tren dijo...

Ya , pero había que dejar en evidencia tu instintos bajos, gañan!!

ya tengo tu email jejejeje te añadire para rajar otro día que el jefe esta pululando a mi alrededor

Anónimo dijo...

Yo trabajo en el aeropuerto de Huesca, donde hay una escuela de pilotos chinos. En total hay unos 140. Se les puede distinguir muy bien, pero no se puede negar que tienen un aire. Como decia peibol, tienen todos el pelo moreno y liso, ojos rasgados, menos diferencias en la estatura que nosotros, ojos del mismo color, etc. Lo que si os puedo asegurar es que son mucho más educados que nuestra media, y tambien que los pilotos europeos en general.

Hasta los cojones. dijo...

Pues no me había dado yo cuenta de que los chno@s se parecen, no… Je, je, je…

Gracias por tu visita y aprovecho para dejarte un abrazo.

eU dijo...

Qué bonito es que todo el mundo opine sin tener ni idea de lo que dice: "pos yo creo...", "pos pamí los chinos...".

En primer lugar éste es un tema estudiado, os remito a un artículo sobre la prosopagnosia de una Scientific American de hará al menos un par de años (disculpad lo inexacto de la referencia ;) en el que se explicaba que el proceso de reconocimiento facial se gestaba en los primeros meses de vida, durante los cuales el niño aprendía a reconocer a las personas de su entorno a partir de las diferencias entre un conjunto reducido de facciones.

Lo más curioso del estudio no era la conclusión de que los occidentales les parecemos tan iguales a los orientales como ellos a nosotros (algo que contradice la intuición popular, a juzgar por la opinión de "nuestros expertos comentadores"), sino el hecho de que a un niño chino, criado desde su nacimiento por personas occidentales, los chinos también le parecerían todos iguales...

El extraño desconocido dijo...

Buena aportación Eu, me alegra pensar que yo mismo con cero Euros haya llegado a una conclusión semejante a la que se llegó con un estudio científico en algún lugar del mundo, jejeje!

En cuanto a tu crítica, dice la RAE:
Opinar: Discurrir sobre las razones, probabilidades o conjeturas referentes a la verdad o certeza de algo.
Creo que eso es lo que ha hecho aquí todo el mundo, no?

Salu2 a to2

Cat's dijo...

jajajajaja

jajajajjaja

entonces quieres decir que no poder diferenciar a los chinos entre si es porque nos parece inutil?

dices:

¿Cuál es mi explicación a todo esto? La conclusión lógica es que nuestro cerebro, intentando ahorrar disco duro, tiende a almacenar únicamente aquella información que a nosotros nos resulta útil.


jajaja es que me parto. Que entrada mas divertida, joé...
Aunque te parezca increíble somos tan diferentes, y los chinos igual... saludetes

El extraño desconocido dijo...

Pero cat´s, creo que me has malinterpretado!
Lo que he escrito lo he escrito bastante en serio, al menos la explicación. Lo que quería decir es que, si por ejemplo hay muy pocos chinos en tu circulo de amigos, entonces te resulta muy fácil reconocerlos sin tener que reconocer/memorizar más rasgos que sus ojos. En ningún momento he dicho que diferenciar a los chinos unos de otros sea inútil.

De todos modos, en los comentarios (tanto aqui como en meneame) tienes muy buenas explicaciones del fenómeno.

Gracias por la visita

Chica del Tren dijo...

*******FELICIDADES!!!!!!!! *******
Has sido galardonado con el PREMIO AL ESFUERZO PERSONAL. Para recogerlo y aceptarlo pasate por mi blog y lee el post "HE SIDO PREMIADA! COFFE&TV"

Félix dijo...

¿De modo que la culpa es de que tu profesor no conocía las nuevas tecnologías?

¿No será que ahora hacen los cerebros con otras prestaciones?

Ha sido divertido y estimulante. Me recuerda que nunca he ganado contra un humano al ajedrez.....

Gracias por visitar mi blog. Veo que nos une la pasión por la ficción-en-primera-persona.

Un abrazo desde Andalucía.

El extraño desconocido dijo...

Muchas gracias Filix por la visita!
Unicamente comentarte que has dejado el comentario (valga la redundancia) en la entrada anterior.
Un abrazo

En el Nucleo dijo...

hola¡
cuando puedas,pasate por mi blog que te he concedido un premio.
muxos saludos

Yowa dijo...

aah! ahora entiendo porqué me gustan todas las asiáticas! te debo una..

Anónimo dijo...

Español hijo de puta , aprende a lavarte el orto primero antes de hablar de mi amigos los chinos y la próxima ves que escrivas algo te voy a ir a buscar hijo de puta ya va e ya va ve a los negros eso si aselo aca son todos la viudos vo lo ve y te da ganas de besarlos

Posdata :sacate una foto por que cuando te vea no te vas a reconocer en el espejo

Anónimo dijo...

A i otra cosa a tu mama la preñe yo asi que yu hermanito es mi hijo u si tno tene anda vuscaalo al rio pero ojo!!!!! Busca en el fodo por que le puse muchas piedra sha que la mierda flota basura lacra y lo pongo en anonimo por que mi novia dice que sino te wa asuta muho a vito a y otra lavate el culo español hijo de 3 mil yeguas puta
Atttentamente desde puerto rico la ciudad del perreo y de las mamas de bloggeros preñadas llega tu papi llego tu papi eata aqui el mas grande "el poroto" comonme dicen aqui en londres y mas vale que me agas caso lavte culo

Anónimo dijo...

MIKE PARGA bos tamvien lavate ep culo pedo trolo a iiii otra cosa aguantela nurva generacion como dic el amigo anonio jejejejeje amor para todos menos para vos español hijo de puta y la puta quw te pario LAVATE EL ANO SUCIO DE MIERDA A TU MAMA LA DEJE PREÑADA A VITO

Anónimo dijo...

Lavate el culo lacra ESPACIAL A V-I-T-O